15 cosas que suceden cuando empiezas a practicar yoga

15 cosas que suceden cuando empiezas a practicar yoga

 

La vida ofrece muchas bendiciones y alegrías, y a la vez muchos momentos de frustración y caos. Estos momentos pueden traer un estrés inesperado a nuestras vidas. Encontrar maneras de aliviar ese estrés y esos sentimientos de ansiedad que provienen de nuestra rutina diaria nos puede ayudar a enfrentarlos de una mejor manera. Muchas personas recurren a la práctica del yoga con la esperanza de encontrar paz en tiempos frenéticos, mientras que otros inician su práctica de yoga para estar fuertes, ser más flexibles o incluso bajar de peso. Cada decisión implica un vínculo entre la mente y el cuerpo que no se puede comparar con ninguna otra cosa.

Aquellos que son principiantes en el yoga necesitarán probablemente un tiempo para aclimatarse y comprender las necesidades del cuerpo. En una clase grupal, las poses y secuencias pueden resultar algo difíciles en un comienzo. Sin embargo, a los pocos días los practicantes comienzan a aprender las poses y a disfrutar de sus beneficios, a partir de lo cual el yoga se puede transformar en una práctica de por vida.

 

Aquí les presento 15 cosas que suceden cuando practicamos yoga.

 

Calma

El estrés es una parte inevitable de la vida, sin embargo, ser capaces de relacionarnos con él mediante la respiración y la introspección puede cambiar su efecto en muchas situaciones. Idealmente, el estado de estrés comienza a disminuir con las herramientas que se descubren con el yoga.

Fuerza

Con el tiempo, el cuerpo se hace más fuerte y las posturas de yoga se hacen más fáciles y accesibles. Descubrir la conciencia corporal e incorporar los buenos consejos del instructor pueden llevar nuestra práctica a un nuevo nivel. El Yoga nunca será fácil, sin embargo el cuerpo construye gradualmente la fuerza necesaria para ir avanzando en nuestra práctica. Con la fuerza que vamos adquiriendo, muchas actividades cotidianas se vuelven más fáciles: subir las escaleras, equilibrarnos para ponernos los zapatos, tomar en brazos a un niño desde el suelo, se vuelven menos desafiantes.

 

Pérdida de peso

 

Si bien la mayoría de las personas no inicia una práctica de yoga con el objetivo de perder peso, es un efecto secundario que se agradece. La sensación de pureza y desintoxicación que experimenta el cuerpo tras cada sesión de práctica conduce a la gente en una dirección más saludable. El cuerpo naturalmente comienza a pedir alimentos más nutritivos y a negar comidas demasiado pesadas o procesadas. Esto naturalmente lleva al cuerpo a un estado más saludable, y si había en él un grado de sobrepeso, es posible que con el tiempo se alcance un peso ideal y sano.

 

Felicidad

 

El aprendizaje de herramientas que podemos incorporar en nuestras vidas, tales como llevar la respiración o la conciencia corporal a situaciones que pueden ser desafiantes mental o físicamente, cambiará nuestra forma de relacionarnos con esas situaciones. Dejar la “auto-medicación” que realizamos ante estas situaciones, como comer en exceso, beber alcohol o utilizar fármacos es muy difícil. Sin embargo en muchos casos reemplazar esta “auto-medicación” con el yoga puede ayudar. Esa sensación de placer y relajo que se experimenta después de una clase de yoga puede traer ese grado de placer y bienestar que todos estamos buscando.

 

Cambio

 

Desapegarnos y dejar ir ciertas cosas que ya no nos sirven o no nos llenan son los primeros pasos que podemos hacer para impulsar un cambio. Vincularnos con personas con quienes compartamos una sensibilidad similar y con quienes podamos construir relaciones positivas, así como ser más asertivos a la hora de tomar decisiones, pueden ir reemplazando relaciones tóxicas, amistades negativas o ambientes que nos hagan daño.

 

Postura

 

Muchas de las posturas de yoga fortalecen la columna y los músculos que la rodean. La mayor parte del trabajo físico que se realiza en una clase de yoga tiene que ver con mantener la espalda estirada, recta y flexible en cada una de las posturas. Con el tiempo, los estudiantes van aprendiendo a estar en el cuerpo de otra manera en sus vidas diarias. Asimismo, algunas posturas de yoga fortalecen la fuerza abdominal, lo cual mejora considerablemente la postura general del cuerpo.

 

Confianza

 

Existen muchas posturas e ideologías en el yoga que pueden hacer que la práctica se transforme en un camino de vida. Una de las sensaciones más gratificantes es cuando somos capaces de hacer una postura que antes nos resultaba difícil o imposible. Notar cambios en el cuerpo en la medida en que vamos avanzando con la práctica nos da una sensación de confianza. Pequeños avances van generando un sentido positivo respecto a nosotros mismos.

 

Mindfulness

 

Traer atención a diversas áreas de nuestra vida que antes pasábamos por alto es el primer paso hacia el mindfulness. Tal vez es tomar la decisión de dejar de usar un determinado tipo de zapatos que sólo nos traía dolor y heridas en los pies, o intentar no darle demasiada cuerda al pensamiento negativo. O tal vez es notar cuántas patatas fritas nos comemos mientras vemos la tele, o de qué forma está sentado nuestro cuerpo mientras lo hacemos. Traer luz hacia aquellos pequeños momentos y detalles de nuestras vidas en los que usualmente no nos fijamos puede cambiar positivamente la manera en que vivimos la vida.

 

Flexibilidad

 

Con el tiempo, los músculos tensos se van soltando. Esa sensación de rigidez y dolor cuando salimos de la cama por la mañana y hacemos una postura de yoga no será tan común. Todos los cuerpos son diferentes. Algunas personas son extremadamente flexibles o hiperactivas, mientras que otras tienen una estructura ósea que no les permitirá alcanzar tanta flexibilidad. Encontrar la flexibilidad apropiada para cada tipo de cuerpo es una manera más sana de pensar en esto. Forzar o empujar el cuerpo para que sea más flexible como la persona que está en la esterilla del lado, no es una decisión segura. Es extremadamente importante equilibrar esa flexibilidad con la fuerza.

 

Obsesión

 

La práctica de yoga se puede volver adictiva debido al alivio mental que produce. Algunas personas se enganchan con una sensación de competencia o auto-superación obsesiva, practicando de manera sistemática para conseguir sus objetivos de forma más rápida. Aquí es donde las lesiones se producen. Muchas personas aprenden y se dan cuenta, después de haberse lesionado, que es más bien una práctica sólida, cuidadosa y segura la que generará longevidad en los músculos, huesos, ligamentos y tendones.

 

Conciencia corporal

 

Aprender sobre el cuerpo es un descubrimiento increíble. Comprender la forma en que los patrones físicos y nuestra rutina diaria afectan a nuestro bienestar, es tremendo.

 

Claridad

 

La vida puede ser muy agobiante y estresante con todas las cosas que hay que hacer y las prioridades. La mente eventualmente se ofusca y comienza a estancarse y ponerse trabas y obstáculos en el camino hacia la claridad. La práctica física del yoga ayuda a despejar la mente, pero la dimensión meditativa y energética del yoga puede cambiar nuestros pensamientos de forma drástica. Una práctica diaria de meditación puede ayudarnos a despejar nuestra mente, trayendo claridad a situaciones en las que podamos sentirnos limitados.

 

Auto-conocimiento

 

Dependiendo de la persona, algunos querrán convertirse eventualmente en maestros de yoga. Incluso si ese no es el objetivo, es posible que muchos quieran comenzar a entender la práctica en un nivel más profundo. La espiritualidad es una parte importantísima en el camino del yoga. Estudiar filosofía yóguica o comenzar a leer diversas enseñanzas al respecto, puede ayudar. Pero por sobre todo, comenzar a aprender más sobre quién eres, es un camino de crecimiento como ningún otro.

 

Amor

 

“He descubierto que si amas tu vida, la vida te amará de vuelta”, dice Arthur Rubinstein. Aprender a movernos en la vida hacia un espacio de amor es una de las mejores sensaciones que existen. Ya sea amor hacia el propio cuerpo, hacia otras personas, o amor en sí, los resultados positivos generalmente se producen en esta dirección. El yoga puede hacer que el mundo de una persona cambie por completo, literal y metafóricamente. Sumergirse en una práctica de yoga para obtener sabiduría, paz y fortaleza física es uno de los secretos mejor guardados de la vida.

 

 

Autor: Lauren Cap

Traducción: Catalina Segú

Artículo original: http://yogatime.tv/blog/15-things-that-happen-when-you-get-into-yoga/

 

 

by Presentia